Sermon: Culto Dominical

“CONSEJOS A LOS JÓVENES… ¡TEN CUIDADO!”

“Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues  haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” 1Timoteo 4:16 

 

A veces creemos que nuestro peor enemigo es ésta o aquella persona cuando en realidad el mayor enemigo de nuestras almas somos   nosotros mismos. Santiago nos recuerda el origen de nuestros   problemas: “… uno es tentado por sus propios malos deseos, que lo atraen y lo seducen. De estos malos deseos nace el pecado; y del  pecado, cuando llega a su completo desarrollo, nace la muerte.   Queridos hermanos míos, no se engañen” (1:13-16 DHH) ¿Cuándo nos  engañamos? Cuando confundimos éxito con impunidad, cuando   creemos que podemos cosechar algo diferente a lo que sembramos, cuando creemos que activismo es lo mismo que santidad.

Esta semana, el rector de una prominente universidad cristiana de los Estados Unidos, fue separado de su cargo por publicar en las redes  sociales una foto abrazado a una mujer que no es su esposa y en una pose, cuando menos, poco decorosa.

En los últimos trece años este hombre fue presidente de esta universidad y bajo su liderazgo la matrícula creció hasta los 120 mil   estudiantes, 350 edificios y un terreno de siete mil acres.

¿Qué le pasó a este hermano? Aparentemente olvidó el consejo de   Pablo: “Ten cuidado de ti mismo…” la palabra griega que Pablo utiliza al decir “ten cuidado” es “epeco” (epi, sobre; eco, sostener), que   literalmente significa “asir sobre, luego dirigir hacia, dar atención a,  sostener la mente de uno hacia, observar. Transmite la idea de prestar atención u observar algo con mucho cuidado.” Lo que Pablo aconseja a Timoteo es que continúe observando con detenimiento y cuidado su propia vida y carácter.

Amado joven, lo primero que debes hacer para “cuidarte de ti mismo” es descubrir cuáles son tus debilidades (concupiscencias), segundo,    considerar seriamente tus “creencias” y tercero entender que vives en un “campo de batalla” espiritual.

¿Cuándo estamos en peligro? Cuando dejamos de “persistir” en   cuidarnos a nosotros mismos. El propósito final es “salvarte a ti mismo y a los que te oyeren.”

Veamos en este día cuatro cosas de las cuales debes cuidarte:

 

  1. Vive Contento con lo que Tienes:
  2. Huye y Sigue:
  3. Pelea:
  4. Guarda el Mandamiento

 

Miami, 16 de agosto 2020 Mes de los Jóvenes

 

 

 

“CONSEJOS A LOS JÓVENES… ¡MILITA!”

“Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia.” 1Timoteo 1:18

 

Cuando éramos chicos nuestras madres nos decían con frecuencia un viejo proverbio español: “¡Dime con quién andas, y te diré quién eres!” este refrán indica que se puede conocer a una persona a través de su grupo de amigos o de sus compañías.

El libro de los Salmos comienza con este pasaje: “Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni va por el camino de los  pecadores, ni hace causa común con los que se burlan de Dios.” (Salmo 1:1 DHH) ¡El mismo consejo de mi madre! Si observas el texto notarás que hay tres estados de maldad, primero, seguir o escuchar los   consejos de los impíos, segundo, andar en sus caminos y tercero hacer causa común con los que se burlan de Dios o como traduce Reina  Varela: “sentarse en sillas de escarnecedores.” La enseñanza es que si no quieres llegar a ese final debes cuidar con quién andas.

“Dime con quién andas, y te diré quién eres” sugiere que las amistades que una persona tenga indica con frecuencia cuáles son sus   preferencias, como declara Proverbios 12:5  “Los pensamientos de los justos son rectitud; Mas los consejos de los impíos, engaño.” (RVR)

Un joven o jovencita cristianos, antes de establecer cualquier tipo de    relaciones, deben considerar muy seriamente cuáles son las amistades de aquel que pretende su amistad, antes de adentrarse en una relación que puede traer resultados fatales para su presente y futuro. Las  amistades de alguien indican con frecuencia cómo pueden ser su    pensamiento e intenciones.

En ingles el refrán es así: “A man is known by the company he keeps”, o también: “Men are known by the company they keep”.

Hoy comenzaremos una serie de mensaje dedicados a los jóvenes, son algunos de los consejos que el apóstol Pablo dio a Timoteo y Tito y que pueden ser de utilidad para nosotros hoy por no ser “consejos humanos” sino Palabra de Dios. Veamos el de hoy: “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por  soldado.” (2Ti 2:4). Para lograr este propósito debes:

 

1- Mantenerte:

2- Desechar:

3- Ejercitarte:

4- Ser Ejemplo: 

 

Miami, 9 de agosto 2020 Mes de los Jóvenes

 

“CUANDO DIOS ENDEREZA TU VIDA…”

“Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego,

y glorificaba a Dios.” Lucas 13:13 

En su camino a Jerusalén, Jesús visita por última vez una   sinagoga y conforme a su costumbre comenzó a enseñar y explicar las Escrituras. Era un sábado y pienso que Su enseñanza tenía que ver con el cumplimiento del Día de Reposo. Entonces quiso dar una lección práctica sobre qué hacer o no hacer el   Sabbat y libró a una infeliz pero fiel mujer de un terrible azote. Por alguna razón desde hacía 18 años su columna vertebral había  colapsado y estaba totalmente encorvada. Es entonces que Jesús “enderezó su vida”. Veamos cómo esta historia puede servir para que apliquemos los mismos principios de sanidad que    encontramos en esta historia y el Señor también nos enderece. Veamos:

 

1- Cuando Dios Endereza tu Vida, Estás en el Lugar Oportuno:

Lucas 13:10:

2- Cuando Dios Endereza tu Vida, No importa cuán Imposible parezcan las Cosas:

Lucas 13:11:

3- Cuando Dios Endereza tu Vida, El Señor te “Reconoce”:

Lucas 13:12ª

4- Cuando Dios Endereza tu Vida, Recibes Libertad:

Lucas 13:12

5- Cuando Dios Endereza tu Vida, Glorificas a Dios:

Lucas 13:13:

6- Cuando Dios Endereza tu Vida, Te Defiende:

Lucas 13:14-17

7- Cuando Dios Endereza tu Vida, Pones Toda Tu Fuerza en la Obra de Dios:

Lucas 13:22-24:

8- Cuando Dios Endereza tu Vida, Comprendes Que Tus Días Están Marcados:

Lucas 13:31-33

 

Miami, 2 de agosto 2020 Mes de los Jóvenes

 

“Dios es mi Luz y Fuerza”

 

“Tú encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas. Contigo desbarataré ejércitos, Y con mi Dios asaltaré muros.”   Salmo 18:28,29

 

Por casi 20 años he vivido en la misma casa, los muebles han   estado en la misma posición por años, pero, casi siempre cuando me levanto en la noche y no enciendo una luz para no molestar a mi esposa, tropiezo, me golpeo la cabeza contra las paredes y sufro algún que otro percance. Reconozco mi torpeza andando en oscuridad física, pero, esa no eran las tinieblas de las que       hablaba el rey David cuando dijo: “Tú encenderás mi lámpara;      Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas…”

 

Abrumado por sus grandes pesares y enemigos David se sentía en tinieblas: “Me rodearon ligaduras de muerte, Y torrentes de perversidad me atemorizaron. Ligaduras del Seol me rodearon, Me tendieron lazos de muerte.” (vs 4,5) ¡Desesperadamente necesitaba la luz de Dios! Clamó y Él le respondió: “En mi  angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.” (v.6) La respuesta de Dios ante el clamor de su hijo fue abrumadora: “La tierra fue conmovida y tembló; Se conmovieron los cimientos de los montes, Y se estremecieron, porque se   indignó él.” (v.7)

 

Hermano, nunca limites el poder del Señor para manifestar y obrar en eventos naturales portentosos o para prepararnos   adecuada y milagrosamente para las batallas de la vida: “Quien adiestra mis manos para la batalla, para entesar con mis brazos el arco de bronce.” (v.34) ¡algo humanamente imposible!

 

El Salmo 18, es el cuarto más extenso del salterio (también aparece en 2 Samuel 22) y es un canto de victoria celebrando la bendición de Dios al rey al librarlo de una situación muy peligrosa en la batalla.

 

Veamos en este día por qué Dios es nuestra luz y fuerza:

1- Te Amo y Alabo tu Nombre (vers. 1-3)

2- En Mi Angustia Clamé (vers. 4-24)

3- Dios es Mi Luz y Fuerza (vers. 25-29)

4- Dios Me Ciñe de Poder (vers. 30-50)

 

Miami, 26 de Julio 2020

 

“EL PADRE CRISTIANO”

“Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y  andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.”

Deuteronomio 6:6,7

 

1- Ora por y con tus Hijos:

No debemos olvidar que gran parte de los milagros que Jesús hizo en los evangelios, fueron precedidos por la oración de un padre o una  madre:  Marcos 5:22,23:

“Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho,   diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.”

Mateo 15:21,22: “Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.”

Mateo 17:14,15: “Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el  fuego, y muchas en el agua.” Lucas 9:42 Y mientras se acercaba el  muchacho, el demonio le derribó y le sacudió con violencia; pero Jesús reprendió al espíritu inmundo, y sanó al muchacho, y se lo devolvió a su padre.

2– Dedica tiempo a sus Hijos:

¿Cómo les demuestra a sus hijos que son importantes para usted? El tiempo que le dedicas es la respuesta.

¿Cuándo debe comenzar un padre a pasar tiempo con sus hijos? El vínculo de la madre con su bebé empieza antes de que este nazca.

3- Instruye en la Fe:

Deuteronomio 6:6-9:

4- Dice a sus hijos cuán importante son ellos para él:

Salmo 127:1-5

Lucas 15:20-23: “Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta”

5- Ama a su Esposa:

Efesios 5:28-31 La forma de tratar un hombre a su esposa tendrá un gran impacto en sus hijos.

 

Miami, 21 de Junio 2020 Día de los Padres

 

“15 PRINCIPIOS FAMILIARES APRENDIDOS DE NOÉ”

“Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.”

Génesis 9:1

Amada iglesia, el próximo domingo es el Día de los Padres y por tal  motivo estaremos hablándole a los padres de la iglesia. A modo de  introducción les presento estos quince principios familiares tomados de la vida del patriarca Noé. Algunos los tomé de diferentes publicaciones, pero la enseñanza está en la Palabra de Dios. Veamos:

  1. Se íntegro y Camina siempre con Dios. Gen 6:9
  2. Sigue las instrucciones de Dios: Gen 6:14,22
  3. No pierdas el barco:

Cuando quieras emprender algo, habrá mucha gente que te dirá que no lo hagas. Gen 6:18

  1. Debes mantenerte en buen estado físico: Gen 7:6. Noé fue llamado a los 600 años.
  2. Cuando las circunstancias apremian, no te quedes sentado quejándote, reacciona y ponte a trabajar. Gen 6:5 y 7:5
  3. Recuerda que todos estamos en el mismo barco. Gen 7:1
  4. Planea con anticipación. No estaba lloviendo cuando Noé construyó el arca. Gen 6:21
  5. No hagas caso a los críticos.
  6. Sólo sigue adelante con el trabajo que hay que hacer, hasta que lo hayas terminado.
  7. Viaja siempre en pareja: Gen 7:2

Dos cabezas piensan mejor que una sola.

  1. La velocidad no siempre es una ventaja. Las tortugas viajaron juntas con las chitas.
  2. Recuerda siempre, el arca fue construida por aficionados, el Titanic por profesionales.
  3. Quédate bajo cubierta durante la tormenta.
  4. Recuerda que los pájaros carpinteros adentro a menudo representan una amenaza mayor que la tormenta afuera.
  5. No importa cuán fuerte sea la tormenta, cuando estás con Dios, siempre hay un arco iris esperando.

 

Miami, 14 de junio del 2020